Treinta y cuatro kilos de residuos por habitante separan a España de la media de la UE.

Madrid, 14 de junio de 2011.

Cada español genera 34 kilos más de residuos que la media de la UE, según el Perfil Ambiental de España 2011 presentado hoy por la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, quien ha señalado que la senda es buena pero requiere mejoras. Para Ribera, el Perfil, que contiene 85 indicadores, muestra una tendencia general de “mejora”, pero es necesario apuntalar cambios “a la velocidad e intensidad que requiere la capacidad de regeneración de nuestros recursos naturales”.

Este séptimo informe sugiere, a juicio de la Secretaria de Estado, que una buena parte de las políticas aplicadas están dando su resultado, pero que la situación general plantea una mayor “exigencia”.

Entre los principales datos ha destacado el hecho de que en 2010 y por primera vez en España las energías renovables superarán al resto de fuentes de energía en la producción de electricidad.

Así, la cuota de las energías renovables pasó del 19,7 % en 2008 al 25,1 en 2009 y alcanzó un 32,3 por ciento en 2010. Sobre el dato concreto de los residuos, el informe refleja que España generó en 2009 547 kilos de residuos por habitante frente a la media de la UE (513 kilos por habitante), lo que supone una diferencia de 34 kilos más por habitante, aunque nos vamos acercando.

En cuanto a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), el Perfil señala un descenso de las emisiones en 2009, de un 9 por ciento frente a la reducción del 7,8% en 2008. Las emisiones por habitante en España continúan entre las más bajas de la UE-27 y en 2009 España fue el décimo país que menos emitió per cápita (8,02 toneladas de CO2 equivalente por habitante).

El conjunto de hogares emitió en 2009 un 71,% menos emisiones de CO2 que en 2008, correspondiendo a cada hogar algo más de una tonelada anual. Entre los indicadores de agua destaca que en 2010 aumentaron un 29,7 % las reservas y que al mismo tiempo continúa la disminución del consumo en los hogares, que pasa de 157 litros por habitante y día en 2007 a 154 en 2008.

El indicador de Naturaleza y Biodiversidad refleja que la superficie terrestre protegida supone ya el 27,7 % de la superficie terrestre total en España, mientras que la superficie de bosques sigue incrementándose a un ritmo medio de 0,7 % anual y supera los 18 millones de hectáreas.

La superficie forestal afectada por incendios en 2010 ha sido un 63,3 % inferior a la media del decenio anterior, y la arbolada también registra una importante disminución del 73,9 %.

Fuentes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *