La Xunta de Galicia detecta irregularidades en las recogida selectiva de varios municipios.

Vigo, 19 de agosto de 2011.

La Xunta de Galicia ha detectado irregularidades en la recogida selectiva de basuras en los ayuntamientos pontevedreses de Marín, Silleda y Agolada, y en el coruñés de Cee. Las empresas concesionarias Urbaser y Celta Prix están siendo investigadas por “mezclar los residuos” procedentes de los distintos colectores en un mismo camión, según informó la Consejería gallega de Medio Ambiente. A pesar de ser las empresas contratistas del servicio las acusadas de cometer el fraude, son los municipios los responsables civiles, por lo que la Xunta ya les ha abierto un expediente sancionador.

Aunque todavía no se ha aclarado la motivación de este servicio fraudulento, el Gobierno gallego cree que puede ser “económico” ya que los Ayuntamientos tienen que pagar por el contenido de la bolsa negra -residuos orgánicos- el canon correspondiente a la Sociedad Gallega de Medio Ambiente (Sogama), que ronda los 50 euros por tonelada. Mientras que por la bolsa amarilla -plásticos y envases ligeros- los municipios cobran un mínimo de 200 euros por tonelada.

Otra hipótesis que maneja la consejería es que Urbaser y Celta Prix mezclaran los residuos para “reducir costes” puesto que la recogida de la basura seleccionada es más cara porque es necesario transportarla en dos camiones diferentes o, en su defecto, en uno con dos compartimentos separados. La investigación se inició a raíz de las quejas de vecinos de algunos Ayuntamientos que sospechaban que los responsables de la recogida de basura mezclaban los residuos que ellos habían separado previamente en sus contenedores correspondientes.

María Ramallo, alcaldesa de Marín, localidad donde opera Urbaser, declaró que el municipio no tiene constancia oficial de la apertura del expediente y destacó que la propia empresa ya les había avisado de la detección de un alto porcentaje de residuos impropios (aquellos que no se depositan en el contenedor adecuado) en la recogida origen. El porcentaje medio de estos residuos por ayuntamiento es de un 30% y el máximo permitido es un 50%, aunque el de Marín alcanza el 70%, según su concejal de Medio Ambiente, Marián Sanmartín. Esta, que se reunió ayer con el delegado de Urbaser en Galicia, informó de que la empresa volvió a recordar que “ya había avisado de este alto porcentaje”. La propia concejal dejó entrever que “los tiros irían por ahí”, ya que Marín acaba de entrar en un programa europeo sobre el reciclaje, precisamente “por estas cifras tan malas”.

Las dos firmas implicadas son beneficiarias de concesiones públicas, tanto en la comunidad gallega como en el resto de España. Este periódico ha intentado ponerse en contacto con ellas sin éxito. La empresa gallega Celta Prix, concesionaria del servicio de limpieza en Silleda, Agolada y Cee, no solo presta servicios de gestión de recogida de basura, sino que también es concesionaria de la gestión de personal de cuatro parques gallegos de bomberos. Urbaser pertenece al grupo ACS, la constructora de Florentino Pérez, empresario y presidente del Real Madrid. Urbaser anuncia en su página web que se ocupa de la gestión y tratamiento de residuos en más de 100 municipios de toda España.

Ecoembes, el mayor gestor de residuos de envases de España, dice que recicla el 66% de ellos (el objetivo de la UE es del 55%). Un total de 12.100 compañías que ponen en el mercado envases están adheridas a Ecoembes, que se responsabiliza de los residuos. Sin embargo, los ecologistas consideran que las cifras no cuadran -según Eurostat, España solo recicla el 15% de los residuos- y han pedido a la Comisión Europea una investigación sobre el reciclaje en España. En otro tipo de aparatos, los eléctricos y electrónicos, la Fiscalía investiga un fraude masivo porque a las plantas de tratamiento apenas llegan productos para ser tratados, pese a que el consumidor paga el reciclaje.

Fuentes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *