Fondos Europeos 2021 – 2027: oportunidad única para una transición verde

En mayo de 2020  la Comisión Europea estableció el instrumento temporal de recuperación: Plan Next Generation EU, dotado con 750.000 millones de euros. Por su parte, el Marco Financiero Plurianual Europeo para 2021-2027 se ha incrementado un 12% hasta alcanzar los 1,07 billones de euros.

Ambos van a suponer el mayor paquete de estímulo jamás financiado a través del presupuesto de la Unión Europea (UE) con un total de 1,8 billones de euros destinados a reconstruir la Europa posterior a la COVID-19.

Dentro del Fondo Next Generation EU, el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) constituye el núcleo del plan de recuperación, con 672.500 de los 750.000 millones, que se van a poner a disposición de los Estados miembros para aumentar las inversiones públicas y privadas y las reformas tras la crisis de la COVID-19. Otros 47.500 millones de euros se canalizarán a través del paquete REACT-EU, que incluye fondos adicionales que se pondrán a disposición del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD). El resto se distribuirá a través de otros programas como Horizonte Europa (5.000 millones), InvestEU (5.600 millones) o RescEU (1.900 millones).

Estos fondos persiguen reconstruir la economía europea tras la COVID-19 y lograr que sea más sostenible, digital y resiliente.

En lo que respecta a la protección del entorno, el Pacto Verde es la hoja de ruta de la UE en materia ambiental. Sus objetivos son alcanzar la neutralidad climática en Europa en 2050, disociar el crecimiento económico del uso de recursos dando impulso a una economía circular y restaurar la biodiversidad. El 30% de los fondos de la UE se destinará a la lucha contra el cambio climático, el mayor porcentaje del presupuesto europeo jamás asignado.

España va a poder acceder a 140.000 millones de los cuales 72.000 millones serán ayudas a fondo perdido. Con esta cuantía, es el segundo país más beneficiado de este fondo por detrás de Italia.

El Plan España Puede, de Recuperación, Transformación y Resiliencia se articula en 4 ejes transversales: Transición ecológica; Transformación digital; Igualdad de género; Cohesión social y territorial; y diez políticas tractoras que van a incidir directamente en aquellos sectores productivos con mayor capacidad de transformación de nuestro tejido económico y social.

Los proyectos que quieran acceder a financiación comunitaria tienen que demostrar a través de indicadores lo más concretos posible que tienen capacidad para responder a alguna de estas 10 políticas palanca.

El Plan España Puede va a destinar casi un 40% de los recursos a acelerar la transición verde con una contribución al objetivo climático de al menos el 37% del presupuesto. En lo que respecta a la gestión de los residuos se van a financiar inversiones por un valor de 421,12 millones de euros.