El 81% de los consumidores espera que las empresas contribuyan a mejorar la sociedad.

Madrid, 21 de noviembre de 2011.

¿Cómo afectan las políticas de RSC en el consumidor? Esta es una de las preguntas a la que intenta dar respuesta el estudio “La RSC y su impacto en el consumidor en el ámbito global”, elaborado conjuntamente por la consultora de comunicación Kreab & Gavin Anderson y Echo Research y elaborado con las opiniones de 10.000 consumidores de países como Estados Unidos, Canadá, Brasil, Reino Unido, Alemania, Francia, Rusia, China, India y Japón.

Según se desprende del estudio sólo un 6% de los consumidores a nivel mundial creen que la única responsabilidad de las empresas es tener beneficios. De hecho un 81% de la población espera que las empresas tengan que contribuir a mejorar las comunidades en las que operan. Y el 93% de estos consumidores más exigentes asegura que las compañías deben ir más allá de los estándares mínimos exigidos por la ley con el fin de actuar de manera responsable y abordar cuestiones sociales y ambientales.

En cuanto a las problemáticas que las empresas tienen que abordar, el 96% de los consumidores afirma que las compañías deben contribuir tanto al desarrollo económico de la comunidad en la que operan como a la protección del medio ambiente. Según afirma el estudio, esta preocupación que expresan los consumidores a nivel global no es de extrañar teniendo en cuenta las actuales dificultades financieras y el creciente desempleo. En esta línea aconseja que “si una compañía apoya las preocupaciones de la mayoría de los consumidores será recompensada con su confianza, lealtad, apoyo, compromiso y, en consecuencia, un aumento de las ventas”.

Sobre los hábitos de consumo, el estudio “La RSC y su impacto en el consumidor en el ámbito global” asegura que los consumidores están dispuestos a realizar compras responsables. En este sentido, el 94% de los encuestados afirma estar dispuesto a comprar un producto que tenga un beneficio ambiental y un 93% consumiría un producto o servicio vinculado a la defensa de una causa social.

De hecho el estudio justifica estos elevados porcentajes con el hecho de que “las empresas en los países desarrollados y en desarrollo están reconociendo como diferencia competitiva no sólo el hecho de actuar de una forma responsable sino también en comunicar a los consumidores sus actuaciones en este ámbito”. En la otra parte de la balanza se sitúa el hecho de que el 93% de las personas encuestadas asegura que estarían dispuestas a boicotear los productos de una empresa que no aplique prácticas responsables.

De este modo, el informe elaborado conjuntamente por Kreab & Gavin Anderson y Echo Research concluye que un 93% de los consumidores quiere estar informado sobre lo que hacen las empresas y un 91% pide que sus opiniones sean escuchadas. Por este motivo el estudio afirma que “la comunicación recíproca entre consumidores y empresas es esencial y, por tanto, debe ser más que un ideal”.

Según ha explicado Silvye Testard-Ramírez, consejera delegada de Echo Research en Francia, “en los últimos 10 años ha crecido el interés de los medios de comunicación por los temas relacionados con las políticas y acciones de RSC de las empresas. De ahí la importancia de comunicar a los consumidores lo que se está haciendo”.

En este sentido, Testard-Ramírez ha aconsejado a las empresas que “aunque hayan cometido un error es necesario comunicarlo y decirle a los consumidores que van a intentar solventar el problema, puesto que el usuario siempre espera una solución”. En la misma línea, el responsable global de RSC de Kreab & Gavin Anderson, Mark Boutros, ha afirmado que “los consumidores no leen los reportes ni los informes de RSC que elaboran las empresas, por este motivo lo importante es decir lo que se hace y hacer lo que se dice. En definitiva, contar lo que haces para hacer un mundo mejor”.

Fuentes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *