Análisis de la huella de carbono de las redes de información y comunicación mediante internet.

Vigo, 13 de mayo de 2011.

Un estudio de Greenpeace presentado en San Francisco el pasado 21 de abril analiza la huella de carbono de las redes de información y comunicación mediante internet y concluye que su crecimiento lleva aparejado, en algunos casos, el crecimiento de las energías sucias. El informe ofrece una valoración tanto de las compañías que llevan a cabo elecciones sostenibles, como Yahoo, Akamai y Google y de otras, como Facebook, que se amparan en la falta de transparencia para seguir confiando en el carbón como fuente preferente de energía en sus nuevos centros de datos.Mediante un análisis de varios casos concretos, el informe constata la enorme demanda energética asociada a la industria de las tecnologías de la información (IT) y concluye que, pese al significativo avance en el diseño de centros de datos eficientes energéticamente, aún son muchas las compañías que ignoran la importancia de tomar en consideración estos criterios a la hora de diseñar sus nuevas instalaciones y que no son transparentes respecto a las fuentes de energía que eligen para abastecerse, ocultando su verdadera huella de carbono.
“Las compañías del sector de IT están jugando un papel esencial en la difusión de información y en el activismo ambiental y político, por eso esperamos que hagan también lo propio para asegurar que avanzamos hacia un futuro 100% renovable y evitamos, así, el cambio climático o riesgos para la salud y la seguridad como los derivados de la energía nuclear” ha declarado Aida Vila, responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace en España.
Greenpeace ha evaluado diez compañías en base a criterios de transparencia de sus decisiones energéticas y estrategias de mitigación de su huella de carbono y Facebook, Apple, Twitter, Amazon, entre otros, reciben mala nota al respecto. Los principales descubrimientos son los siguientes:
• A pesar que los centros de datos en los que se almacena toda la información virtual consumen de 1,5 a 2% de toda la electricidad global y crecen a una velocidad del 12% por año, las compañías del sector no publican la información referente a su uso energético ni las emisiones asociadas al mismo.
• Algunas compañías tienen mayor intensidad energética que la media que presenta, por ejemplo, el mix energético de la red eléctrica estadounidense. Una de las compañías más populares entre las redes sociales, Facebook, está entre las más dependientes del carbón, con un porcentaje de abastecimiento mediante esta fuente energética del 53.2% de su electricidad.
• Yahoo! y Google, sin embargo, parecen entender la importancia de abastecerse mediante fuentes renovables. Yahoo! se ha ubicado entorno a este tipo de fuentes de energía limpia y Google está directamente comprando energía proveniente de fuentes renovables. Dos modelos que, pese a ser mejorables, deberían ser el ejemplo para otras compañías del sector.
• Yahoo! Obtuvo la mejor puntuación en política de emplazamiento de infraestructuras, mientras IBM y Google demostraron tener el mejor plan global para reducir su huella de carbono actual.
El informe destaca que las compañías de IT no deberían elegir entre usar fuentes de energía renovable o promover el ahorro y la eficiencia energética, porque ambos factores son esenciales para asegurar que los nuevos centros de datos que requiera el uso masivo de internet no nos conducen hacia un cambio climático inevitable. El caso de Yahoo! y Google demuestra que es necesario, posible y, además, recomendable confiar en las energías renovables para frenar el cambio climático, evitar catástrofes nucleares y estar a la vanguardia de la economía del futuro que, según Greenpeace, sólo puede ser la verde.
“No es lógico que el sector empresarial que mejor representa el sXXI se abastezca de la fuente energética imperante dos siglos atrás. Es momento de que Facebook y el resto de compañías de IT dejen de ser fans del carbón y nos ayuden a liderar la revolución que
nos va a salvar del cambio climático: la Revolución Energética”

Se puede ver el informe completo en inglés aquí.

Fuentes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *