Restauración

El objetivo de la restauración es reducir la cantidad de estos residuos y la peligrosidad de los componentes, fomentar la reutilización de los aparatos y la valorización de sus residuos y determinar una gestión adecuada tratando de mejorar la eficacia de la protección ambiental.

Este proceso comprende la eliminación de todos los datos empresariales y la reparación de los equipos dañados.

Los procesos claves dentro de la fase de tratamiento son el diagnóstico y tipificación de equipos y componentes para conseguir alcanzar los mayores porcentajes de reutilización de una manera eficiente. De igual modo, los test que se pasan a los equipos recuperados garantizan la calidad y seguridad de los mismos