Dimensión Medioambiental

Nuestra principal actividad, la reutilización, significa la prolongación del Ciclo de Vida de los equipos informáticos y por tanto, un ahorro en las cantidades de Gases de Efecto Invernadero (GEI) emitidas. Además, la correcta gestión de los residuos evita la peligrosidad que sus componentes tienen para el medio ambiente y la salud de las personas.

En Revertia tenemos un objetivo fundamental: Conseguir que los RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) puedan ser reutilizados, es decir, puedan prestar de nuevo el servicio para el cual fueron creados, garantizando así que lo que ya no es útil para unos, pueda serlo, sin embargo, para otros.

Durante el pasado año 2012, hemos comenzado una experiencia piloto en colaboración con la Fundación ECOLEC para recoger material procedente de hogares particulares que han sido recuperados a través de otros gestores de RAEE. El problema con el que nos hemos encontrado es que estos establecimientos no cuentan con unos procesos de tratamiento específicos para la preparación para la reutilización, y cuando estos residuos llegan a las instalaciones de Revertia, muchos de ellos no se pueden restaurar al haber sufrido daños durante su manipulación y transporte.

 

 

 

 

 

 

 

Durante este 2012, hemos logrado recuperar 155 equipos completos y cerca de 150 componentes, entre los que se incluyen cableado, dispositivos de entrada alternativos, impresoras, ratones o teclados, entre otros.
Así, hemos conseguido, por un lado, prolongar la vida útil de estos equipos y sus componentes y, por otro, disminuir la generación de residuos sólidos que se producen cuando los aparatos llegan al final de su vida útil.
Este mismo proceso permite, al mismo tiempo, reducir la contaminación atmosférica, del suelo y del agua, gracias a la desaparición del proceso de gestión final de los mismos como a la reducción del número de equipos fabricados.
Además, la correcta gestión de estos residuos impide el vertido de sustancias contaminantes y peligrosas en nuestro entorno.
Así, es posible reducir la cantidad de emisiones de GEI expulsadas a la atmósfera tanto en los procesos de eliminación de los viejos equipos como en los procesos de fabricación de los nuevos.

Con todo ello, desde Revertia queremos demostrar que la reutilización es viable tanto técnica como económicamente, por lo que queremos informar a las personas y empresas de que lo que aparentemente es un residuo y no genera ninguna utilidad, puede ser valorizado y convertido de nuevo en un producto útil, evitando así un largo proceso de producción que conlleva, entre otras cosas, múltiples efectos negativos para el medio ambiente.

Contribuyendo de esta manera con cuidado del planeta. Además, en colaboración con la Universidad de Vigo, se ha abordado un estudio científico con dos objetivos:

• CONOCER LA HUELLA DE CARBONO DE REVERTIA
• COMPARAR LA HUELLA DE CARBONO DE LA REUTILIZACIÓN DE EQUIPOS CON LA DEL RECICLADO Y ADQUISICIÓN DE UNO NUEVO

Se evaluó durante un año, el impacto por unidad de producto procesado que nuestras actividades tienen en forma de GEI, resultando un dato positivo al EVITAR, con nuestra actividad, la EMISIÓN de 3.571,21 kg. de CO2 eq., cantidad EQUIVALENTE…

 

 

 

 

 

 

 

Esta cuantificación de emisiones permitirá mejorar nuestro desempeño ambiental y aportar nuestro granito de arena en la lucha contra la gravedad de problemas ambientales como el cambio climático.

Con este mismo objetivo, apoyamos iniciativas internacionales comprometidas con el cuidado medioambiental, participamos en eventos que fomentan la concienciación social en este tema, y proporcionamos información para recapacitar sobre el poder que todos tenemos para proteger el medio ambiente con nuestras decisiones.